viernes, 3 de abril de 2009

La escalera...

Interminable y espiral se alza la escalera
que asciende en la negrura del recuerdo
hasta los gestos del olvido trasnochado
.
Un peldaño que me acerca a la luz
de los azules intensos, amados
en el instante en que tan sólo eres aire
.
Temo perder el equilibrio
y rodar, recuerdo tras recuerdo
hasta llegar al suelo del olvido
y haber perdido tu rostro
sin tan siquiera haberlo apresado en mi memoria

sábado, 28 de marzo de 2009

La Luna en tus pupilas

El aura irisada de los paréntesis volcados
te regala la mirada con las yemas de los dedos,
te provoca y disimulas
.
El puente helado de la escarcha lejana
te insinúa las caricias que tus ojos anhelan
te separa, te abraza
.
El contorno perfecto de la Luna en tus pupilas
te hace eterna en las hojas de sus árboles
que descienden de su pluma,
que te arropa, que te esculpe
y eres suya, eres serena

martes, 24 de marzo de 2009

Silencio...

En las sinuosas lenguas de humo
el miedo
que paraliza mis manos
ante mis ojos
.
El silencio obstruye mi boca
y anhelo
derramar mis palabras en tu cuerpo
y hacerte mía.

miércoles, 11 de marzo de 2009

Pasos en la hierba

El ondular de los pasos en la hierba
me hace sentir el rocío
de la espera más cristalina
.
Y te llamo entre la niebla
de los días que pasan,
del recuerdo de tu aroma,
y en la esperanza del abrazo
encuentro la razón de mi dibujo
tatuado de caricias en mi alma

domingo, 8 de marzo de 2009

El arroyo de tus besos

En el lento caminar mis palabras
sobre el rocío evaporado de la hierba,
y mis pasos de párpados cerrados
me conducen al arroyo de tus besos
.
En el sublime calor de la mañana
tu presencia se me antoja infinita
y atrapo con estrofas tu silencio
y mi espera en tus susurros se ahoga
.
En el despertar de la ensoñación serena
mis lágrimas se funden en tu arena
de contornos irisados, melancolía pasada,
de pasión contenida en tu mirada

Camino


Trémulo y tembloroso me estremezco
con el brotar lento, contenido
de las lágrimas en mis ojos
.
Al surgir las primeras notas
de la lejana y húmeda melodía
se rasga mi interior
y con furia nace el llanto
.
Y las notas en ascensión
susurran y gritan en mi pecho
aires de tierras rebeladas
contra la prisión de lo correcto
.
Es un himno de sufrimiento y lucha,
de aliento y de emociones
que hace estallar en mi pecho
las cadenas que me oprimen
.
Y este nudo en la garganta
va creciendo inevitable,
haciendo que mi voz emerja
con la fuerza de los vientos
.
Entonces grito en el desnudo monte de mis sueños
y en ellos me libero de todo,
en ellos puedo subir la más alta montaña,
acallar un llanto, derribar un muro,
puedo coger en mis brazos al débil
y esquivar las palabras guiadas por el miedo,
miedo al resonar del pensamiento,
a la luz y a mi libertad.



Inspirado por la canción The Hero (James Scott Skinner-violinista escocés 1843-1927) en la versión de Mike Oldfield.

domingo, 1 de marzo de 2009

Ojos pardos

Sobre el aliento de la casa vacía
tus risas,
entre cada rincón de esta estancia
tu perfume,
dentro del pecho afloran con fuerza
tus caricias
y en mis pupilas permanece
hasta que vuelva a verte,
de tus ojos el reflejo.

sábado, 21 de febrero de 2009

Minutos

Acaricio los minutos con pereza
en la dulce incertidumbre de tus besos
que me roban como el viento
los pasos que para ti había dibujado
.
En el humo sinuoso oigo tu rostro
y en los acordes veo tu voz,
te estrecho en un susurro alegre
de notas acompasadas, de trazos
.
Y esbozo tus labios con mi pluma,
me recreo en tus rasgos insinuados
en tu eterna pregunta en el aire
y no tengo respueta que todo lo llene
si no es el brillo de tus latidos

martes, 17 de febrero de 2009

El desierto de tu piel...

Puntos suspensivos goteando
en cascada de silencios
y el sabor dulce de tu imagen.
.
Agotadores minutos de entrega,
aliento regalado al oído
y aroma de rocío.
.
Estela de caricia sobre el desierto
de tu piel, de tus entrañas
y tu lenta mirada sobre la mía
me estremece, me paraliza
y son mis párpados cerrados
los que recitan junto a ti.

sábado, 7 de febrero de 2009

Bajo la luna

Sobre las palabras la Luna,
nítida, perfecta.
En el inicio del beso sus ojos,
entrecerrados, eternos.
.
Las manos se buscan,
los labios ondulan melodías
y los cuerpos se unen.
.
En la oscuridad su luz
y en el tiempo, los gestos.
.
Su risa, mis manos.

viernes, 30 de enero de 2009

Viento helado

Rasgan el aire helado las palabras
y siento la espera con inercia
de los puntos suspensivos, las caricias,
de los cielos regalados, el tiempo,
de las ilusiones, lo eterno.
.
Sin otro horizonte que tus ojos,
sin nada a que asirme a mi derecha,
sin otro mal paso que dar,
siento que los días se escapan
sin otro reloj que tus manos.
.
Infinito conmienzo inacabado
y de nuevo el viento helado
paraliza mi corazón en un gesto
de intocable piel en mis dedos,
de posesión alejada y deseada,
de nuevo siento la escarcha,
de nuevo el viento helado, de nuevo.

martes, 6 de enero de 2009

Aroma de canela

La boca repta por palabras ocultas
cuando la lejanía permite ver desde lo alto
y en gestos la soprende
con la serenidad que sabe a final.
.
El anhelo se disipa como bruma
y se convierte en respiración.
Los ojos se entornan con indiferencia,
y las notas resuenan infinitas.
.
Una mirada extraña y hermosa,
una voz con aroma de canela
me pide que no llore,
que encuentre mi dirección.
.
Y busco y miro,
esperando y andando,
avanzando sin notarlo
pero ahora, al escucharla
me quedo quieto.

lunes, 29 de diciembre de 2008

Niño

Se acercó al niño que llevaba dentro
y le susurró con ternura:
No hay nada que temer
en un arrullo cálido.
.
Lo meció con dulzura
porque nada se desvanecería,
nada desaparecería de su mano
y sería eterno.
.
Acarició su tibia piel
y se quedó dormido
y entre sueños le regaló
la seguridad de su presencia.

domingo, 14 de diciembre de 2008

Una mano en la oscuridad

Los días se asfixian en aires oscuros
y las puertas no conducen a ninguna parte
cuando la luz no puede llegar hasta aquí
y la oscuridad se arrastra por las paredes.
.
A tientas busco algo caído
mientras la atmósfera se enlentece
adornada de negros pensamientos
de desolación, de palabras moribundas.
.
Y la luz me encuentra abatido en el suelo,
los ojos cerrados y rendidos
mirando en mi interior,
buscando una salida.
.
El ritmo se acelera,
mi respiración se agita,
los contornos me dañan
y el fin se acerca.
.
Y con cadenciosos toques de piel suave
una mano se ofrece ante mis ojos
y alargo la mía sin fuerzas,
con miedo, con desconfianza,
pero en sus ojos se esconde mi camino.

viernes, 7 de noviembre de 2008

Pétalo abierto

Sereno se acerca el rumor del agua
en manantiales de cristalinas palabras
y en el murmullo de los peces
encuentro la paz de su voz.
.
Resuenan los acordes mantenidos,
música de largo letargo deseado,
se acerca, me mira,
me llena y la rodeo.
.
La quietud de nuestros cuerpos se prolonga
en lentos movimientos sobre cualquier parte,
mi lengua la busca en la oscuridad más dulce,
mis manos la esculpen en un dibujo perfecto,
mis caderas la atraen hacia mí con ímpetu
y me deslizo en su humedad intuída.
.
Nos entregamos al otro,
nada más existe,
podemos cerrar los ojos,
oír nuestras respiraciones,
nuestros jadeos, nuestros susurros
y llegar al momento más ansiado
de plenitud absoluta.
.
Se acompasan nuestros pechos,
mis labios buscan los suyos,
cubro de besos su rostro
y su sonrisa hermosa, pétalo abierto
me devuelve la vida
que un día por error
entre estrépito y dolor
creí me abandonaba para siempre.

domingo, 2 de noviembre de 2008

El libro sobre el pecho

Los ojos perdidos más allá de la escarcha,
el corazón henchido de arena,
las manos inquietas y frías
y el alma congelada en un gesto.
.
Un sonido lejano que adormece,
lágrimas de lluvia en el cristal
y en profunda soledad
un libro sobre el pecho dormido.

jueves, 23 de octubre de 2008

Luz naranja...

Los leves hilos de la noche se desvanecieron
haciendo entrar la luz en mis pupilas,
luz naranja, luz serena
de la inmensa mañana de lo deseado.
.
Nuestras voces se entrelazaron
en un abrazo en la distancia
con la suavidad de saber
que a nadie más pertenecerán las caricias.
.
Tan sólo distancia entre los dos,
ya no soy la última de las notas,
ni un paréntesis, ni un trazo.
.
Y en la claridad del brillo de tus ojos
quiero reflejarme toda la vida
y por fin podré trazar con mis manos
cada curva de tu cuerpo.
.
Quisiera apresar el instante
abrirme para que vieras qué siento,
encontrar las palabras más hermosas,
pero estoy boquiabierto y de mis labios
como un tímido susurro, tan sólo surge:

Te Quiero

sábado, 18 de octubre de 2008

Nube de algodón

La dulzura de sus párpados es blanca,
de sus inmaculadas mejillas
en caricia de gesto protector
nace la mano que la sostiene.
.
Aún no entiende los acordes
que de adagio lo envuelven todo
y respira entre sueños de color
las notas de voces conocidas.
.
Reposa infinitamente pequeña
sobre el regazo que le mostró la luz
y en sus oídos de perfectos trazos
se perfilan los sonidos de la distancia.
.
Pero aún duerme el sueño inocente
de los miedos no aprendidos,
de los abrazos, de las risas,
de las mañanas de sol y las noches
de canciones y caricias
tan suaves, tan pequeñas.
.
Y el mundo dibuja en acuarela
un amor de color rojo
y un sol anaranjado
para la nube de algodón, para Ella.

jueves, 16 de octubre de 2008

Casi puedo rozarte

Como gotas cálidas transcurre el tiempo
entre océanos de ausencia
y el anarajando fuego del horizonte
anuncia la mañana.
.
Siento el dolor de la espera en mis párpados
habituados a los turbios tonos de sueño
y con pesada lentitud de titán
se van abriendo a la luz de tu alma.
.
Como ramas mecidas por el viento
mis manos palpan el aire buscando tu contacto
en un torpe movimiento infantil
y tú te aproximas dulcemente.
.
Siento que tu cuerpo me pertenece al fin
aunque no puedo aún acariciarte
y en melodía de notas amorosas
nuestras manos, al fin, se entrelazan.

martes, 14 de octubre de 2008

Tan cerca

En la turbulenta cascada de silencios
hundo la espera de mi realidad
cuando todo parece acabarse
y estreno de nuevo pálpito.
.
Las piezas van cayendo
en el lento transcurrir de mi mirada
y en mi intento de apresarlas
pierdo el equilibrio.
.
Te puedo rozar con mis dedos,
estás tan cerca que es sueño.
¿Es aún temprano para que amanezca?
No, no puedo seguir durmiendo,
quiero atraparte en un abrazo dorado
o alejarme borrando tus lágrimas con mis besos.

sábado, 11 de octubre de 2008

Cielos de ceguera

Renuncio finalmente a verte antes de que el día acabe
y en un lento ritual de espera incompleta
voy dejando que la realidad me abandone
y la oscuridad descienda sobre mis ojos.
.
Conjugando de nuevo el verbo esperar
dibujaré lentamente en el techo
con fantasía serena, los ecos de tu cuerpo
y los haré trazar gestos tan sólo míos.
.
Y deseo que la mañana me sorprenda
con el susurro de tu voz en mi ventana,
anunciándome el calor del sol
que me arrope a tu lado para siempre
porque en tu ausencia, mi Estrella
vago perdido entre cielos de ceguera.

jueves, 9 de octubre de 2008

Amanecer en tu ausencia

En el romper de la mañana
rasgan el aire notas de nostalgia,
ecos de belleza, de miradas,
sueños de abrazos y vuelos altos.
.
En el frío de la luz velada
vuelven hasta mí el rocío y la escarcha
del abatimiento y la ilusión
del día que comienza con escalofríos serenos.
.
En el gélido viento de la separación
busco tu nombre escrito en las nubes,
y deseo ver los rasgos del mío
en tu aliento reposado en tu ventana.
.
Y vuelvo a amanecer en tu ausencia,
te busco en la infinitud de mis sábanas,
te dibujo en el aire de mis párpados
y espero tu regreso del silencio agotador
de las horas, de los versos,
de las notas, de tu olor.

martes, 7 de octubre de 2008

Reposa sobre mi pecho

Y en la lejanía acariciada de tu voz
siento golpear en mi sien tu silencio
con el murmullo atronador de mis palabras
pronunciadas hacia el interior de mi espera.
.
Y en el tintineo del viento en mi ventana
quiero oír tus labios definitivos
acercándose hasta mí para siempre
en el compás eterno de nuestros sentimientos.
.
Y te busco en la oscuridad de mis miedos
y parece que te oiga alegre,
corretear por los rincones de mi casa
con tu eterna risa que llevo impregnada en mi oído.
.
Y a pesar de todo estás conmigo,
en el océano de tus dudas y temores
y te acercas con ese paso sereno
que te ha de hacer reposar para siempre sobre mi pecho.

domingo, 5 de octubre de 2008

Celos

La sonrisa muta en mueca
de horrible muñeco asustado
y las palabras, como trozos de cristal,
rasgan el aire haciéndolo sangrar.
.
Incertidumbre, angustia,
las aguas se revuelven inquietas
en el océano de mis sentimientos
y mi seguridad, como un pequeño pesquero,
amenaza partirse en veintiséis pedazos.
.
Sensación olvidada de posesión,
irracional murmullo inquietante
que me transforma en niño temeroso
que destroza sus juguetes entre lágrimas.
.
Entonces tu amor sereno,
firme, etéreo,
me devuelve a la orilla
donde te vuelvo a esperar agotado.
.
Necesito la caricia de tus ojos
y la tibieza de tus palabras,
necesito tu presencia eterna
y el calor de tu mano sobre la mía.
.
Llámame hasta tu orilla,
abrázame con tus brazos húmedos de sal,
déjame que duerma diminuto entre tu aliento
y entonces, cuando seamos el uno del otro,
jamás temeré a las olas del mar enfurecido.

jueves, 2 de octubre de 2008

Dentro de ti

Con trazo breve describo tus curvas,
realzando tu suavidad.
.
Escojo cada nota de tu cuerpo
y con mis dedos acaricio una melodía de deseo.
.
Y te haces eterna frente a mí,
infinitamente desnuda.
.
Arqueas la espalda y me recibes,
me deslizo dentro de ti
en un beso de surcos en la arena
y sabor de salado mar.
.
Y mis latidos prolongan
el batir de tu sangre dentro de ti
y dejo caer tibios susurros en tu oído
mientras en melodía serena
mi cuerpo reposa sobre el tuyo...

martes, 30 de septiembre de 2008

23 pétalos

Y el horizonte perdió su sentido
en espirales de vértigo,
y sumergida en la bruma
temió volver a abrir los ojos.
.
Y el sabor agridulce en la boca
y la opresión en el pecho
la devolvían a la vida
que a través de la música se evaporaba.
.
Miró a través de los diamantes
de la seguridad retorcida en el suelo
y el aire volvió a entrar en sus pulmones
repleto de palabras tibias.
.
Y entre susurros incompletos
y acordes de libro abierto
tus pétalos vuelven a renacer,
el rocío los arropa,
y tus ecos vuelven hasta mí, escritora.

domingo, 28 de septiembre de 2008

Bienvenido al amanecer

Bienvenido al amanecer
de la amistad cómplice,
de las confidencias nocturnas,
de los días arropado por la lluvia.
.
Sonríe rodeado por los coros lejanos
de la música regalada,
de la intimidad de tu casa,
de la taza de humeante café.
.
Siente la calidez,
de las palabras que te envuelven,
de los ojos que te aprecian,
de los secretos en alquel lugar.
.
Cierra los párpados y sueña
y viaja acompañado
de la ilusión que comparto
entre ecos de risas
y caminos y futuros.
Bienvenido

sábado, 27 de septiembre de 2008

Tu recuerdo

A través del mar recuerdo tu risa
que resuena como espuma en mis oídos
y mirándonos a los ojos
nuestras costas se aproximan.
.
A través de tus calles me pierdo
entre ecos de mármol y pisadas
y en el malva de tus palabras
encuentro el sol entre las nubes.
.
A través del tiempo te busco
y te encuentro entre palacios,
cúpulas y puertas de oro;
Y en el jardín de la magia de un niño
guardo entre flores tu presencia.

jueves, 25 de septiembre de 2008

Palabras en el alma

Quedaste inacabada
y en la distancia.
.
Sueñas una vida
para la que estás atada,
inmóvil en tu ventana
viendo el banco del parque.
.
Te estremeces
y lloras
quizás suceda
pero ya sea tarde.
.
Quizás debas esta vez
sentarte frente a ti misma
y hablarte sin miedos
de deseos y verdades.
.
Esa mano se aleja
dejando surcos en tus mejillas
ecos en tus oídos,
recuerdos en tus retinas,
palabras en tu alma.

martes, 23 de septiembre de 2008

Ricordo di mare

Con adornos de tristeza

escribe en la arena su nombre,

con trazo trémulo de niño

y reflejo de cielo en la mirada

.

La espuma de mar la roza

y sumerge sus anhelos

y ella, quieta, en los párpados

recibe su aroma salado

.

Y se adentra entre sus aguas,

se sumerge mar adentro,

olvida que ahora está lejos

y las lágrimas no la alcanzan,

tan profundas, tan serenas