martes, 23 de septiembre de 2008

Ricordo di mare

Con adornos de tristeza

escribe en la arena su nombre,

con trazo trémulo de niño

y reflejo de cielo en la mirada

.

La espuma de mar la roza

y sumerge sus anhelos

y ella, quieta, en los párpados

recibe su aroma salado

.

Y se adentra entre sus aguas,

se sumerge mar adentro,

olvida que ahora está lejos

y las lágrimas no la alcanzan,

tan profundas, tan serenas

5 comentarios:

EVi dijo...

Dalla Sardegna e dal suo splendido mare Geilenia ti saluta e ti ringrazia per la splendida poesia.

Vantysch dijo...

Spero l'aroma e il rumore dil mare ha arrivatto a Italia per voi...

triste_vida dijo...

Está claro que no importa la forma, el fondo de tus textos siempre es igual de especial...

En versos o párrafos, la magia no la pierdes, está claro que ésta es tuya y la reflejas en todo momento!

Como siempre sin palabras, leyendo una vez tras otra para no perder detalle de cada espacio, cada letra, cada palabra, cada coma, cada punto...hasta llegar al punto final...que al ver que no existe imagino que es como el fin de el amor que se puede tener a una madre...ya que este no se puede medir...sencillamente es infinito!

Miles de besitos!!!!

la rosa separada dijo...

Paso por el desván y las olas me envuelven.

"Mar adentro,
tan adentro
que da miedo

Mar adentro,
el salitre
cubriendo
mi cuerpo

Mar adentro,
invisible
al tiempo

Mar adentro,
y tu hondo
pensamiento

Mar adentro,
me eleva en
un sueño"

Un pequeño poema que surgió hace mucho tiempo, era tan solo una niña, se nota en la forma, no sé si tanto en el fondo...

PD: pueden viajar rosas?

Vantysch dijo...

TRISTE VIDA: y sin palabras me dejas tú a mí. No se puede leer algo con más pasión que la que tú pones. Me encanta que me leas...

Miles de besitos! =)

ROSA SEPARADA: me encanta toda forma de arte que encierre algo de inocencia tanto en su forma como en su contenido.

Así esa poesía de niña, tan "naif", se convierte ahora con los años en un baile de palabras encantador.

Besos desde el desván...

PS: las rosas se dejan mecer por el viento y pueden llegar hasta donde las palabras alcancen...