jueves, 23 de octubre de 2008

Luz naranja...

Los leves hilos de la noche se desvanecieron
haciendo entrar la luz en mis pupilas,
luz naranja, luz serena
de la inmensa mañana de lo deseado.
.
Nuestras voces se entrelazaron
en un abrazo en la distancia
con la suavidad de saber
que a nadie más pertenecerán las caricias.
.
Tan sólo distancia entre los dos,
ya no soy la última de las notas,
ni un paréntesis, ni un trazo.
.
Y en la claridad del brillo de tus ojos
quiero reflejarme toda la vida
y por fin podré trazar con mis manos
cada curva de tu cuerpo.
.
Quisiera apresar el instante
abrirme para que vieras qué siento,
encontrar las palabras más hermosas,
pero estoy boquiabierto y de mis labios
como un tímido susurro, tan sólo surge:

Te Quiero

sábado, 18 de octubre de 2008

Nube de algodón

La dulzura de sus párpados es blanca,
de sus inmaculadas mejillas
en caricia de gesto protector
nace la mano que la sostiene.
.
Aún no entiende los acordes
que de adagio lo envuelven todo
y respira entre sueños de color
las notas de voces conocidas.
.
Reposa infinitamente pequeña
sobre el regazo que le mostró la luz
y en sus oídos de perfectos trazos
se perfilan los sonidos de la distancia.
.
Pero aún duerme el sueño inocente
de los miedos no aprendidos,
de los abrazos, de las risas,
de las mañanas de sol y las noches
de canciones y caricias
tan suaves, tan pequeñas.
.
Y el mundo dibuja en acuarela
un amor de color rojo
y un sol anaranjado
para la nube de algodón, para Ella.

jueves, 16 de octubre de 2008

Casi puedo rozarte

Como gotas cálidas transcurre el tiempo
entre océanos de ausencia
y el anarajando fuego del horizonte
anuncia la mañana.
.
Siento el dolor de la espera en mis párpados
habituados a los turbios tonos de sueño
y con pesada lentitud de titán
se van abriendo a la luz de tu alma.
.
Como ramas mecidas por el viento
mis manos palpan el aire buscando tu contacto
en un torpe movimiento infantil
y tú te aproximas dulcemente.
.
Siento que tu cuerpo me pertenece al fin
aunque no puedo aún acariciarte
y en melodía de notas amorosas
nuestras manos, al fin, se entrelazan.

martes, 14 de octubre de 2008

Tan cerca

En la turbulenta cascada de silencios
hundo la espera de mi realidad
cuando todo parece acabarse
y estreno de nuevo pálpito.
.
Las piezas van cayendo
en el lento transcurrir de mi mirada
y en mi intento de apresarlas
pierdo el equilibrio.
.
Te puedo rozar con mis dedos,
estás tan cerca que es sueño.
¿Es aún temprano para que amanezca?
No, no puedo seguir durmiendo,
quiero atraparte en un abrazo dorado
o alejarme borrando tus lágrimas con mis besos.

sábado, 11 de octubre de 2008

Cielos de ceguera

Renuncio finalmente a verte antes de que el día acabe
y en un lento ritual de espera incompleta
voy dejando que la realidad me abandone
y la oscuridad descienda sobre mis ojos.
.
Conjugando de nuevo el verbo esperar
dibujaré lentamente en el techo
con fantasía serena, los ecos de tu cuerpo
y los haré trazar gestos tan sólo míos.
.
Y deseo que la mañana me sorprenda
con el susurro de tu voz en mi ventana,
anunciándome el calor del sol
que me arrope a tu lado para siempre
porque en tu ausencia, mi Estrella
vago perdido entre cielos de ceguera.

jueves, 9 de octubre de 2008

Amanecer en tu ausencia

En el romper de la mañana
rasgan el aire notas de nostalgia,
ecos de belleza, de miradas,
sueños de abrazos y vuelos altos.
.
En el frío de la luz velada
vuelven hasta mí el rocío y la escarcha
del abatimiento y la ilusión
del día que comienza con escalofríos serenos.
.
En el gélido viento de la separación
busco tu nombre escrito en las nubes,
y deseo ver los rasgos del mío
en tu aliento reposado en tu ventana.
.
Y vuelvo a amanecer en tu ausencia,
te busco en la infinitud de mis sábanas,
te dibujo en el aire de mis párpados
y espero tu regreso del silencio agotador
de las horas, de los versos,
de las notas, de tu olor.

martes, 7 de octubre de 2008

Reposa sobre mi pecho

Y en la lejanía acariciada de tu voz
siento golpear en mi sien tu silencio
con el murmullo atronador de mis palabras
pronunciadas hacia el interior de mi espera.
.
Y en el tintineo del viento en mi ventana
quiero oír tus labios definitivos
acercándose hasta mí para siempre
en el compás eterno de nuestros sentimientos.
.
Y te busco en la oscuridad de mis miedos
y parece que te oiga alegre,
corretear por los rincones de mi casa
con tu eterna risa que llevo impregnada en mi oído.
.
Y a pesar de todo estás conmigo,
en el océano de tus dudas y temores
y te acercas con ese paso sereno
que te ha de hacer reposar para siempre sobre mi pecho.

domingo, 5 de octubre de 2008

Celos

La sonrisa muta en mueca
de horrible muñeco asustado
y las palabras, como trozos de cristal,
rasgan el aire haciéndolo sangrar.
.
Incertidumbre, angustia,
las aguas se revuelven inquietas
en el océano de mis sentimientos
y mi seguridad, como un pequeño pesquero,
amenaza partirse en veintiséis pedazos.
.
Sensación olvidada de posesión,
irracional murmullo inquietante
que me transforma en niño temeroso
que destroza sus juguetes entre lágrimas.
.
Entonces tu amor sereno,
firme, etéreo,
me devuelve a la orilla
donde te vuelvo a esperar agotado.
.
Necesito la caricia de tus ojos
y la tibieza de tus palabras,
necesito tu presencia eterna
y el calor de tu mano sobre la mía.
.
Llámame hasta tu orilla,
abrázame con tus brazos húmedos de sal,
déjame que duerma diminuto entre tu aliento
y entonces, cuando seamos el uno del otro,
jamás temeré a las olas del mar enfurecido.

jueves, 2 de octubre de 2008

Dentro de ti

Con trazo breve describo tus curvas,
realzando tu suavidad.
.
Escojo cada nota de tu cuerpo
y con mis dedos acaricio una melodía de deseo.
.
Y te haces eterna frente a mí,
infinitamente desnuda.
.
Arqueas la espalda y me recibes,
me deslizo dentro de ti
en un beso de surcos en la arena
y sabor de salado mar.
.
Y mis latidos prolongan
el batir de tu sangre dentro de ti
y dejo caer tibios susurros en tu oído
mientras en melodía serena
mi cuerpo reposa sobre el tuyo...