sábado, 11 de octubre de 2008

Cielos de ceguera

Renuncio finalmente a verte antes de que el día acabe
y en un lento ritual de espera incompleta
voy dejando que la realidad me abandone
y la oscuridad descienda sobre mis ojos.
.
Conjugando de nuevo el verbo esperar
dibujaré lentamente en el techo
con fantasía serena, los ecos de tu cuerpo
y los haré trazar gestos tan sólo míos.
.
Y deseo que la mañana me sorprenda
con el susurro de tu voz en mi ventana,
anunciándome el calor del sol
que me arrope a tu lado para siempre
porque en tu ausencia, mi Estrella
vago perdido entre cielos de ceguera.

No hay comentarios: