sábado, 18 de octubre de 2008

Nube de algodón

La dulzura de sus párpados es blanca,
de sus inmaculadas mejillas
en caricia de gesto protector
nace la mano que la sostiene.
.
Aún no entiende los acordes
que de adagio lo envuelven todo
y respira entre sueños de color
las notas de voces conocidas.
.
Reposa infinitamente pequeña
sobre el regazo que le mostró la luz
y en sus oídos de perfectos trazos
se perfilan los sonidos de la distancia.
.
Pero aún duerme el sueño inocente
de los miedos no aprendidos,
de los abrazos, de las risas,
de las mañanas de sol y las noches
de canciones y caricias
tan suaves, tan pequeñas.
.
Y el mundo dibuja en acuarela
un amor de color rojo
y un sol anaranjado
para la nube de algodón, para Ella.

4 comentarios:

EVi dijo...

:) che bello Van... el poeta valenciano...

la rosa separada dijo...

Dibujar un amor de color rojo,
contemplarla,
respirando las notas de las odas
que propagan el sonido de la distancia...

...sin más el miedo vuelve, y la
niña que lleva dentro resurge en
la inocencia que un día le cautivó

y entre mañanas y noches, ella regala caricias tan suaves como nubes de algodón...

PD: realmente amar es morir entre nubes.

Besos rojos

cadeca dijo...

ummmm nubes de algodon ohhhhhhhhh

precioso...como siempre en tu linea de belleza...saludos **CADECA**

Dorian dijo...

muy wapo compañero.
a ver si puedo wseguir entrando y leyendote.
de igual modo me gustaria q me icieras una visita.
saludos y enhoraguena por el escrito.