viernes, 7 de noviembre de 2008

Pétalo abierto

Sereno se acerca el rumor del agua
en manantiales de cristalinas palabras
y en el murmullo de los peces
encuentro la paz de su voz.
.
Resuenan los acordes mantenidos,
música de largo letargo deseado,
se acerca, me mira,
me llena y la rodeo.
.
La quietud de nuestros cuerpos se prolonga
en lentos movimientos sobre cualquier parte,
mi lengua la busca en la oscuridad más dulce,
mis manos la esculpen en un dibujo perfecto,
mis caderas la atraen hacia mí con ímpetu
y me deslizo en su humedad intuída.
.
Nos entregamos al otro,
nada más existe,
podemos cerrar los ojos,
oír nuestras respiraciones,
nuestros jadeos, nuestros susurros
y llegar al momento más ansiado
de plenitud absoluta.
.
Se acompasan nuestros pechos,
mis labios buscan los suyos,
cubro de besos su rostro
y su sonrisa hermosa, pétalo abierto
me devuelve la vida
que un día por error
entre estrépito y dolor
creí me abandonaba para siempre.

domingo, 2 de noviembre de 2008

El libro sobre el pecho

Los ojos perdidos más allá de la escarcha,
el corazón henchido de arena,
las manos inquietas y frías
y el alma congelada en un gesto.
.
Un sonido lejano que adormece,
lágrimas de lluvia en el cristal
y en profunda soledad
un libro sobre el pecho dormido.