domingo, 14 de diciembre de 2008

Una mano en la oscuridad

Los días se asfixian en aires oscuros
y las puertas no conducen a ninguna parte
cuando la luz no puede llegar hasta aquí
y la oscuridad se arrastra por las paredes.
.
A tientas busco algo caído
mientras la atmósfera se enlentece
adornada de negros pensamientos
de desolación, de palabras moribundas.
.
Y la luz me encuentra abatido en el suelo,
los ojos cerrados y rendidos
mirando en mi interior,
buscando una salida.
.
El ritmo se acelera,
mi respiración se agita,
los contornos me dañan
y el fin se acerca.
.
Y con cadenciosos toques de piel suave
una mano se ofrece ante mis ojos
y alargo la mía sin fuerzas,
con miedo, con desconfianza,
pero en sus ojos se esconde mi camino.

2 comentarios:

triste_vida dijo...

No dejes que te atrape la oscuridad, pues mucho mas bella es la luz del sol!

Porque negros pensamientos si estos tambien pueden ser coloridos? Porque palabras moribundas si se te dan mejor las palabras llenas de vida?

No dejes que la luz te encuentre decaido en el suelo, se tu quien busque la luz y asi ella te encontrara alzado y con fuerzas para mostrarte el nuevo camino!

Si esos ojos esconden tu camino, quizas sean los ojos esperados que por no verlos te trajeron oscuridad!

Besitos!

Te espero en el lago :)

la rosa separada dijo...

Una mano te toca
y unos ojos te miran
¿no es suficiente?
Se decía a sí mismo
Unos ojos te tocan
y unas manos te miran
¿es contradictorio?

Subo al desván y allí están tus manos, clavando palabras en la losa; subo al desván y allí están tus ojos, buscando... ¿qué buscas poeta en la oscuridad de la noche?