martes, 6 de enero de 2009

Aroma de canela

La boca repta por palabras ocultas
cuando la lejanía permite ver desde lo alto
y en gestos la soprende
con la serenidad que sabe a final.
.
El anhelo se disipa como bruma
y se convierte en respiración.
Los ojos se entornan con indiferencia,
y las notas resuenan infinitas.
.
Una mirada extraña y hermosa,
una voz con aroma de canela
me pide que no llore,
que encuentre mi dirección.
.
Y busco y miro,
esperando y andando,
avanzando sin notarlo
pero ahora, al escucharla
me quedo quieto.

4 comentarios:

triste_vida dijo...

siempre hemos de seguir buscando nuestro camino y ante ninguna mirada debemos detener nuestro paso y quedarnos quietos...estamos en constante movimiento aunque no andemos ya que el tiempo si que corre asi que mejor no perderlo y seguir su camino...siempre hacia adelante y asi la direccion sera encontrada!

besitos!

ChelyJR dijo...

Hay maneras de describir lo que uno observa, lo que escucha, lo que toca y, por supuesto, lo que huele. En fín, todo lo que uno siente. Ahora, cada vez que huela canela, me acordaré de tí.

¡Un fuerte abrazo David!

DONKIPROKO dijo...

inmensamente bello...

un beso

Alejandra

ordago13 dijo...

me pide que no encuentre mi direccion

pedazo de frase...


tienes un blog curradisimo, tendre que visitarlo mas a menudo¡¡¡

pasate por el mio a escuchar buena musica