sábado, 28 de marzo de 2009

La Luna en tus pupilas

El aura irisada de los paréntesis volcados
te regala la mirada con las yemas de los dedos,
te provoca y disimulas
.
El puente helado de la escarcha lejana
te insinúa las caricias que tus ojos anhelan
te separa, te abraza
.
El contorno perfecto de la Luna en tus pupilas
te hace eterna en las hojas de sus árboles
que descienden de su pluma,
que te arropa, que te esculpe
y eres suya, eres serena

martes, 24 de marzo de 2009

Silencio...

En las sinuosas lenguas de humo
el miedo
que paraliza mis manos
ante mis ojos
.
El silencio obstruye mi boca
y anhelo
derramar mis palabras en tu cuerpo
y hacerte mía.

miércoles, 11 de marzo de 2009

Pasos en la hierba

El ondular de los pasos en la hierba
me hace sentir el rocío
de la espera más cristalina
.
Y te llamo entre la niebla
de los días que pasan,
del recuerdo de tu aroma,
y en la esperanza del abrazo
encuentro la razón de mi dibujo
tatuado de caricias en mi alma

domingo, 8 de marzo de 2009

El arroyo de tus besos

En el lento caminar mis palabras
sobre el rocío evaporado de la hierba,
y mis pasos de párpados cerrados
me conducen al arroyo de tus besos
.
En el sublime calor de la mañana
tu presencia se me antoja infinita
y atrapo con estrofas tu silencio
y mi espera en tus susurros se ahoga
.
En el despertar de la ensoñación serena
mis lágrimas se funden en tu arena
de contornos irisados, melancolía pasada,
de pasión contenida en tu mirada

Camino


Trémulo y tembloroso me estremezco
con el brotar lento, contenido
de las lágrimas en mis ojos
.
Al surgir las primeras notas
de la lejana y húmeda melodía
se rasga mi interior
y con furia nace el llanto
.
Y las notas en ascensión
susurran y gritan en mi pecho
aires de tierras rebeladas
contra la prisión de lo correcto
.
Es un himno de sufrimiento y lucha,
de aliento y de emociones
que hace estallar en mi pecho
las cadenas que me oprimen
.
Y este nudo en la garganta
va creciendo inevitable,
haciendo que mi voz emerja
con la fuerza de los vientos
.
Entonces grito en el desnudo monte de mis sueños
y en ellos me libero de todo,
en ellos puedo subir la más alta montaña,
acallar un llanto, derribar un muro,
puedo coger en mis brazos al débil
y esquivar las palabras guiadas por el miedo,
miedo al resonar del pensamiento,
a la luz y a mi libertad.



Inspirado por la canción The Hero (James Scott Skinner-violinista escocés 1843-1927) en la versión de Mike Oldfield.

domingo, 1 de marzo de 2009

Ojos pardos

Sobre el aliento de la casa vacía
tus risas,
entre cada rincón de esta estancia
tu perfume,
dentro del pecho afloran con fuerza
tus caricias
y en mis pupilas permanece
hasta que vuelva a verte,
de tus ojos el reflejo.