martes, 24 de marzo de 2009

Silencio...

En las sinuosas lenguas de humo
el miedo
que paraliza mis manos
ante mis ojos
.
El silencio obstruye mi boca
y anhelo
derramar mis palabras en tu cuerpo
y hacerte mía.

2 comentarios:

Arkantis dijo...

No tengas miedo...seguro ese cuerpo espera la caricia de tus manos..

Tres besazos

triste_vida dijo...

No tengas miedo, pues con éste no llegarás a ninguna parte y tu mereces llegar muy lejos, así que coge todas tus fuerzas y enfréntate a todo aquello que tenemes!

Que no sea el silencio el que calle a tu boca, que sea tu boca quien rompa el silencio para desprender dulzura y amor a ese cuerpo que tanto está deseando escucharte!

Besitos wapo!